Emlobados 
Solana del pino

EMLOBADOS CON SOLANA DEL PINO, SIERRA MADRONA Y LA VIDA RURAL

Cara norte de Sierra Madrona

Todo empieza con la muerte del lobo Marley, un ejemplar de la población del Parque Nacional “Picos de Europa”, provisto de mecanismos de detección al formar parte de un estudio científico. Ese hecho, tan absurdo como pisarte un pie mientras caminas, fue además un acto extraño cometido por personal de la Administración a cargo de la gestión de aquel espacio natural protegido, dada la expresa prohibición de cazar en su interior establecida por la Ley marco de Parques Nacionales (Ley 30/2014, de 3 de diciembre), contravenida por el mantenimiento de una Reserva de Caza, en el interior del Parque Nacional, como vestigio de la situación preconstitucional de las Reservas Nacionales de Caza. Si bien se trató de un acto administrativo, vino a ser como dispararse en el propio pie, algo que no obstante, no resulta extraño dado el particular modo de entender la gestión del lobo que la Junta de Castilla y León viene demostrando a lo largo de todos estos años.

Marley, colaborador de la Ciencia española abatido a tiros por personal adscrito al P.N. Picos de Europa

Esta irracionalidad desencadenó una multitudinaria reacción de rechazo por parte del colectivo social interesado en conservación de la naturaleza provocando una enorme ola de protestas que se desplazó por todo el territorio español. El interés por el lobo ibérico creció de manera extraordinaria, recordando tiempos en que el Dr. Rodríguez de la Fuente lo puso al alcance del conocimiento general. Y así surgieron muchas asociaciones, grupos y acciones en pro de la defensa del lobo ibérico. Entender que el lobo necesitaba un club de amigos, entre tanto enemigo, no parece muy complicado.
Una de tantas iniciativas fue la de buscar un acto de conciliación entre el lobo y el ser humano. Y así surgió la idea de una reunión en un punto medio teniendo al lobo como tema en común. Entre el sur y el centro, territorio aspirante a la recolonización lobuna se encuentra Sierra Morena, solar histórico para el lobo y que hasta hace poco ha tenido en vilo la idea de que aún quedaban ejemplares o incluso manadas relictas en su seno. Así que pocos sitios mejores para llevar a cabo un encuentro de ese tipo y finalidad.

El evento “Emlobados con Solana del Pino” surge como idea promovida por gente de Andalucía y la decisión de ubicarla en aquel sitio fue una mezcla de azar y finalidad. El entorno de Sierra Madrona siempre fue un referente histórico para la presencia de lobo. Los grandes predios forestales de la zona, como El Hoyo, La Torrecilla, Valmayor, La Garganta, pasan por ser de las fincas más grandes de toda España con cabidas próximas a las 10.000 ha e incluso superiores. Ese núcleo, en indeleble continuidad con otras de similares características en el municipio de Andújar (Jaén), hacen de él uno de los grandes. El elemento decisivo hacia Solana del Pino como sede del evento no es otro que su pequeño tamaño. Desconociendo inicialmente la particular amabilidad de sus gentes y su vinculación con los trabajos forestales y cinegéticos, es su menor censo de población lo que lleva a los organizadores a volcar allí el encuentro con la idea de favorecer el máximo posible la economía de una pequeña población rural. Una vez allí, tanto la asombrosa e inesperada dotación de infraestructura cultural, así como la total disponibilidad por parte de la entonces alcaldesa Juliana Duque y resto de la Corporación municipal vino a significar que aquella conexión tenía mucho más de causal que de circunstancia.

En su estreno, año 2013, el evento contó con la asunción organizativa por parte de SIECE (Sociedad Ibérica para el Estudio y Conservación de los Ecosistemas), asociación que es el brazo de actuación de la Consultora IBERUS S.L. en su proyección de responsabilidad social corporativa. El éxito de aquella convocatoria, con más de 150 asistentes, procedentes de puntos dispares de España llevó a la sucesiva repetición en los años siguientes, contando con la colaboración de la Asociación DESPROVAMA (Desarrollo y Promoción del Valle de Alcudia y S.Madrona), con la participación desinteresada de Ester Serrano y Ana Belén Medina, que se marchó para siempre dejándonos un amargo vacío. Estos dos años la Diputación Provincial de Ciudad Real, merced al consistente apoyo por parte del Diputado David Triguero, ofreció su apoyo material y económico haciendo posible que el ambiente de las jornadas resultara de lo más entretenido y entrañable.

Desde aquellos inicios, la población local fue pasando del asombro a la toma de conciencia en que estos encuentros tenían un alto valor como reconocimiento del patrimonio natural y cultural de Sierra Madrona y su entorno sirviendo como espejo en el que reconocer el paraíso de biodiversidad que allí se guarda y que hasta la presente no había tenido más protagonismo que el cinegético. De ese modo, surgió ANASMA (Asociación Naturalista Aullidos Sierra Madrona), la forma organizada de algunos vecinos conocedores del tesoro que guardaban estas montañas, asumiendo la organización de las mismas y manteniendo vivo el hilo de continuidad entre uno y otro año. Pese al cambio de directriz política en el seno del Ayuntamiento, la Corporación y el Pueblo han seguido manteniendo el interés por las jornadas hasta convertirlas en el evento de mayor continuidad y asistencia relacionado con el lobo ibérico que se conoce hasta la fecha en toda Europa. Esto convierte a Emlobados con Solana del Pino en un referente del lobo ibérico a nivel internacional y un motivo de orgullo para toda la población.
En los últimos años, la participación social a nivel de empresarios locales es toda una muestra de ello llenando de sentido el fin último de estas jornadas que es tanto la conexión entre el elemento natural y el elemento humano como la pervivencia del mundo rural que le ha dado forma durante siglos.
No podemos dejarnos atrás a otros muchos colaboradores, como el taller de pintura ARTE HERRERA, creador del PREMIO LOBO IBÉRICO, el Centro de Educación Ambiental "La Dehesa" de Riopar (Albacete), la Asociación para la Conservación del Mastín Español Tradicional (ACMET), Jabones LUSH, Bar el Conra, Manuel Corral con sus camisetas, Cervezas AMSTEL...
Y es así como todo un pueblo de montaña encontró la cara amable de la naturaleza que le rodea y como el lobo consiguió un protagonismo que durante cuarenta años ninguna administración responsable de su gestión ha sido capaz de conseguir en el ámbito de las 15 comunidades autómicas de la España peninsular.

SOLANA DEL PINO, PARAÍSO DE BIODIVERSIDAD!!!!


P.D.: Emlobados es una licencia creativa resultante de fundir Embobar con lobo, porque el embobe es seguro en aquel entorno natural y el lobo, su excusa casual. (aclaración para periodistas que nos corrigen titulares cada vez que nos entrevistan).


0