Ermita de la vera
lugares de interés

Historia de la ermita de la antigua y su poblado medieval

La existencia de la ermita de Santa María de la Antigua, patrona de
Solana del pino y Mestanza, es conocida por referencias poco concretas desde la Edad Media,
Algunos documentos encontrados, hacen posible creer en la existencia de un pago de viviendas diseminadas en su contorno desde época muy antigua; conocida vulgarmente con el nombre de Cortijos de la Vera, tal vez aludiendo a la ribera del Montoro entre cuya margen derecha y la sierra de Umbría de Alcudia aparecen situadas; posiblemente en el 4 de agosto de 1487 le fue concedido por el maestre un término separado de Mestanza, que sería deslindado y amojonado, pero de cuya posterior evolución hasta perder su independencia carecemos de testimonio alguno; en 1742 tenía 51 vecinos, y su iglesia estaba servida por un capellán costeado por el comendador, que era quien cobraba el diezmo a los vecinos de la sierra; en el censo de Aranda, de 1768, figuran como anejos de Mestanza, San Ildefonso y Virgen de la Antigua, cuyas dos ermitas tenían sus respectivos Tenientes y ambas aldeas sus alcaldes pedáneos, signándoles en conjunto 586 habitantes; en el Índice Geográfico de 1772 contestan de Mestanza que existía la ermita de la Antigua 2 leguas al sur; en 1826 figura como aldea y ermita, con 26 vecinos y 116 habitantes, siendo aneja de Mestanza;
Las casas están esparcidas y sin ningún orden; En 1848 la señalan como ermita y aldea a media legua de Mestanza; pocas casas y esparcidas por las faldas de la sierra; en 1887 tenía 20 casas y 60 habitantes. Esta imagen Patrona de Mestanza y Solana del Pino, según cuenta la tradición oral, perteneció a un antiguo poblado, anexo a esta villa, de origen
Medieval, llamado La Vera de la Antigua, situado cerca de Solana del Pino.
Al parecer habiéndose despoblado, aquel lugar conservó la tradición de la
Imagen, venerada en una ermita. En las primeras décadas del siglo XX una
disputa entre ambos lugares provocó el traslado definitivo de la imagen
hasta la Parroquia de Mestanza, donde hoy en día se conserva. La devoción a Nuestra Señora de la Antigua puede relacionarse con la Imagen del mismo nombre conservada en Villanueva de Los Infantes (Santuario de Nuestra Señora de la Antigua).
En el libro de fábrica de la Parroquia de Mestanza perteneciente al
año 1947 (fol. 49 y 50) se nos describe el Santuario de la Vera como
arruinado desde al menos el año 1915. Este libro aporta noticias de otro de
memorias, donde se afirmaba que la talla estuvo instalada en aquel lugar de
la Vera de la Antigua hasta el año 1905.  “En los últimos años del siglo XV, el 4 de agosto de 1487, los Maestres de Calatrava separaron la Vera de la Antigua de Puertollano, concediéndole su término como Villa apartada e independiente. Su iglesia estaba servida por un capellán, y en ella hubo hasta tiempos muy recientes pila bautismal.
Los documentos hallados dicen así. Bajo su pavimento duermen el sueño de la muerte muchos difuntos”.
“Pasado la sierra y como a una hora de camino de Solana del Pino, en el
Valle de Alcudia y sitio de la Vera encuéntrese enclavado el histórico
Santuario de Nª Sª de la Antigua sobre un montículo en la misma falda de
la sierra. Está compuesto de iglesia, huerta y pradera.
1.-La iglesia se conserva en buen estado, sus murallas pues están
desmanteladas. Está compuesta de templo propiamente dicho en buen
estado en sus murallas, puertas de entrada que acusan arquitectura
mozárabe y gran ventana cuadrada a los pies de la misma; aún conserva la
espadaña: se ignora que tal esté el piso cubierto ahora de estiércol. Las
puertas las tiene así mismo arrancadas apareciendo una hoja al pie del
edificio y estando el resto en el cortijo de Leandro Juárez vecino de Solana
del Pino. Unido al templo y formando un solo cuerpo aparecen dos grandes
pórticos a norte y sur del mismo conservándose hoy también casi cerrados
y cubierto y dividida en habitaciones el de la derecha mientras el de la
izquierda está desmantelado y ruinoso. El primero está ocupado por el
Leandro Juárez que le tiene lleno de paja y encerrar el ganado.
2.- Huerta muy amplia, cercada de pedriza y con abundancia de
árboles frutales y agua de pie. Sita al lado derecho de la iglesia según se va
de Solana. Hoy ocupada por el Leandro Juárez.
3.- Pradera de gran extensión como unas treinta fanegas de tierra que
circunda el santuario en todos sus sentidos; hoy encontrándose labrada en
gran parte por el vecino de ésta (Solana) Leandro Juárez. En este santuario se tubo, al menos hasta primeros de siglo, la imagen de Nª Sª. De la Antigua que después fue trasladada a Mestanza a donde se llevaba en tiempo de sequía y celebrándose su romería en la Feria II de Pentecostés.
Se ignora por que causa fue sacada de su santuario definitivamente. A la Romería acudían Mestanza y Solana (su anejo) en cuyo término quedó enclavada la ermita cuando ésta fue creada Villa y Parroquia. Desde su traslado a Mestanza y hasta el 1924 o 1925 fue traída la santa Imagen en Romería al santuario en el día indicado y a ella concurrían los pueblos de Mestanza y Solana. En dicho año y por un altercado promovido, quizás por partes interesadas, entre ambos pueblos dejó de venir la Sra. Virgen a su casa. Quizás desde entonces y poco a poco aprovechándose del abandono en que quedó el santuario ha ido el Leandro Juárez adueñándose de todo y arruinándolo todo pues en el edificio se guarda el ganado como he podido comprobar, se almacena paja. Se ha construido una chimenea. Se ha desmantelado ignorándose el paradero de la techumbre. Se le han quitado las puertas una de cuyas hojas yace en la entrada para cerrar el ganado y el resto están colocadas en el próximo cortijo del Leandro Juárez. Se ha destruido la campana de la cual yo he encontrado un trozo como de ½ kg, al pie de la muralla. Se ha destruido cuanto dentro del templo había cuya existencia se puede probar según inventario de la Parroquia de Mestanza. En esta excursión verificada el 7 de abril de 1948, me acompañaron:         D. Ángel Serrano, médico de Solana, D. Manuel Duque Sánchez y D.
Manuel Limón.
Las personas que pueden darnos datos sobre éstos extremos son los vecinos
de Solana Fabián Picazo, Consuelo Fernández, Vicente Redondo,
Antonio Duque Castellanos, Ramona de Marcos, María (la hija del último
santero que disfruto la huerta), Milagro Castellanos, Agustina López.
1º Juan Duque Gijón, vecino de Solana del Pino dice: que en unión de
Antolín Céspedes fue como testigo al Juzgado de 1º Instancia de
Almodovar en el litigio promovido entre el entonces propietario de quinto
lindante Alejandro Juárez al Santuario y el Sr. Cura de Solana sobre si las
praderas del Santuario eran o no de él y por tanto si los romeros podían
extenderse por ellas, sentenciando el Juzgado que los romeros tenían
perfectísimo derecho a sestear en dichas praderas de encontrarse como se
encontrasen, de liego, sembradas o rastrojo. Esto fue del año 1910 al 1916.
2º El tío Juanito, el pastor de Leandro Juárez, vecino de Solana, que lleva
unos treinta años de pastor por los alrededores del Santuario dice por donde
va la linde de las praderas. Desde la chorrera del saliente hasta los
chaparros del poniente y por cima de la alberquilla que hay antes de llegar
a la huerta según se va de Solana hasta la unión de las dos chorreras.
3º Juan Hernansanz dice que el último voto fue el año 1923 al 25 ya que él,
nacido el 1917 fue de unos siete a nueve años.
4º Fernández, dice que fue el último al voto y que al intentar
llevarse la virgen a Solana se cogieron a las andas Genara Ramírez, Justa
Toledano, la madre de Mª Carmen Alcázar y otras. Que a los de Solana les
animaba su alcalde Nicomedes López.
Informes concretos sobre bienes territoriales de Nª Sº de la Antigua
Patrona de Mestanza:
1º Que de tiempos inmemorial es Patrona de Mestanza Nª Sª de la Antigua
cuyo santuario está sito en la Vera cuyo santuario habitó de una forma
habitual al menos hasta el 18 de Febrero de 1905 según datos de un libro de
memorias obrante en archivo y en sus págs. 106-107, visitando
periódicamente la villa de Mestanza. Sentando con posterioridad su
residencia en Mestanza aun cuando visitaba todos los años su santuario
para celebra el voto de Villa en cuya fiesta concurrían los vecinos de
Mestanza y Solana del Pino hasta el año 1925 o 1926 con el cual, por
discusión entre ambos pueblos, no volvió más a su santuario.
2º Que según se declara en los autos para aumento de congrua en la
parroquia de Mestanza en 1821 obrantes en este archivo, se dice
incidentalmente que en aquella época la iglesia de la Vera, santuario de Nª
Sª de la Antigua, era anejo de Mestanza, se habla de la aldea de la Vera y
como entonces estaba servida por un teniente de cura común a las aldeas de
la Vera y de Solana del Pino, y que tanto éstas como El Hoyo y S. Lorenzo
pertenecían a la Encomienda de Barrancos.
3º Que al segregar Solana del Pino de Mestanza y hacer separación de los
términos municipales respectivos y lo mismo al crear Parroquia el anejo de
Solana quedó dentro del término municipal y Parroquial de Solana del
Pino el sitio de la Vera y el Santuario de Nª Sª de la Antigua.
4º Que el santuario predicho estaba y está rodeado de una pradera la cual
está bien determinada por los lindes naturales teniendo dé cabida, según los
entendidos, de quince a veinte fanegas de tierra más una huerta de gran
extensión, con agua de pie y gran número de árboles frutales con cerca de
piedra que la circunscribe.
5º Que esta huerta estaba destinada a sostener al santero del Santuario y la
pradera para sestear los romeros de Mestanza y Solana del Pino el día del
voto y el resto del año quedaba en beneficio de dicho santero.
6º Que a principios del siglo, sin saber determinar el año, compró el vecino
de Solana del Pino Alejandro Juárez a los SS. Maestres de Argamasilla de
Calatrava los terrenos limítrofes a las praderas y huerta del santuario y
desde entonces tanto éste como el actual poseedor e hijo Leandro Juárez
han fijado sus ojos codiciosos en los terrenos del santuario tratando por
cuantos medios les fue posible adquirirlos.
7º Que según declaración voluntaria de la última santera conocida por
María la del Mocho, la cual estaba de santera con su padre diez y ocho años
y después de casada con su marido catorce.
Al venir la guerra el Leandro Juárez les echó de la huerta y del Santuario
apoderándose él de todo haciendo notar que tanto su padre como ella y su
marido habían pasado de santeros y de hortelanos de la Virgen puestos por
la Cofradía de la Virgen de Mestanza. Que cuando ellos salieron del
santuario conservaba aún éste todas sus puertas, la reja de la ventana, la
campana, que estaba aún cubierto casi en su totalidad de madera y teja, que
su recinto aún estaba solado de baldosas, que dentro del mismo había una
mesa grande, una pila de agua bendita, el cepillo de las limosnas, el retablo,
alguna que otra imagen pequeña y algunos efectos de la iglesia.
8º Que examinada por mí el polígono del Catastro de Solana del Pino
correspondiente al sitio del Santuario pude comprobar que en él no aparecía
para nada ni el santuario, ni su pradera, ni la huerta dando la sensación que
se habían juntado los colindantes como las aguas de un mar sepultando y
ocultando en ellas lo que les interesaba.
9º Que según confidencias se ha puesto ahora, Agosto de 1948, en el
Catastro y a nombre de Leandro Juárez López a de sus futuros herederos
Francisco Sánchez López y su esposa Umbelina Juárez Fernández, la
huerta y las praderas de Nª Sª de la Antigua como casa propia.
10º Que visitado por mí el santuario, 7 abril 1948, le encontré todo
desmantelado, sin madera excepción del pórtico norte que estaba
empaquetado de paja, el lugar de la iglesia convertido en corral de encerrar
ganado y lleno de estiércol, una hoja de las puertas tirada en el suelo para
cerrar por las noches el recinto, la ventana sin rejas, la campana había
desaparecido del campanario de la cual apareció un pequeño fragmento y
todos los demás objetos que relató la santera completamente desaparecidos.
11º Que según confidencias las puertas del santuario están empleadas en el
cortijo de Leandro Juárez y la teja y madera así como los demás materiales
de construcción están empleados en el cortijo de la Vera y en la casa
domicilio del referido Leandro de Solana del Pino calle de Cervantes.”
“Yo el Pbro. D. Patricio Martín Alba y Martín Alba, cura Ecónomo de
Mestanza y Encargado de Solana del Pino y el Hoyo, provincia de Ciudad
Real, diócesis del Obispado Priorato certifico: Que el día seis de enero de mil novecientos cincuenta, en Solana del Pino, compareció ante mí el vecino de la misma D. Leandro Juárez para tratar sobre el santuario de NªSª de la Antigua sito en la Vera y de las praderas y huerta que rodea al santuario las cuales, según tradición, pertenecieron a dichos santuario y que hoy posee el Sr. Juárez. Que a mis varias preguntas el Sr. Juárez afirmó y testificó que el santuario, iglesia y demás dependencias hoy medio en ruinas, es propiedad de NªSª de la Antigua, lugar al cual ha venido hasta el año mil novecientos veinticinco ésta celestial Señora, y por tanto reconoce como bienes eclesiásticos. Que las praderas que rodean al santuario dice el Sr. Juárez son de su propiedad según puede testimoniar con escrituras y posesorias sobre cuyas praderas existen las cargas de poder sestear los romeros y sus caballerías, sin perjudicar a los sembrados, los día de voto y de romería que se celebren en dicho santuario sin tener en cuenta ni la estación ni el número de veces que dichas romerías se celebren en el año. Que la huerta próxima al santuario dice el Sr. Juarez es propiedad suya según él puede probar con escrituras y posesorias.
Que a otros requerimientos míos para aclarar si éstas praderas y huerta son
propiedad eclesiástica, el Sr. Juárez afirmó que él compró de buena fe a su
anteriores poseedores dichas praderas y huerta que rodea a dicho santuario
aviniéndose no obstante a solucionar estos a favor de la Iglesia cuando sea
de su propiedad en el caso que por medio de documentos se pueda probar
que dichas pradera y huerta sean propiedad del santuario.
Que el dicho sr. Juárez manifestó su plena complacencia y deseo de que se
reedifique el santuario y se celebre en él el voto y culto a NªSª de la
Antigua para cuya reconstrucción ofrece su cooperación monetaria en
cuanto esté al alcance de sus fuerzas y su cooperación moral en la misma
forma. Y para que conste lo firmo y sello en Solana del Pino en unión del sr. Juárez a seis de enero de mil novecientos cincuenta.”
En el Santuario de Nª Sª de la Antigua se celebraban bautizos, como
lo indican las partidas bautismales de:
Ángel Román Fernández Duque, 7 – III – 1792
Antonio Gregorio Ramírez Frutos, 15 – III – 1792
Pedro Ramírez González, 30 – VI – 1792
Nicasia Manuela Clemente González, 15 – X – 1792.
Vicenta Sabina Reina Martín, 20 – X – 1792
Felipe Félix González Sáez, 22 – X –1792.
Ramona Sebastiana Estepa Rodríguez, 31 – I – 1793.
Leocadia María Martín Martín, 29 – IV – 1793.
Anacleto Clemente Estepa, 17 –VII – 1793.
Agustina Catalina Arnés Rodríguez, 24 – XI – 1793.
340
Santiaga Antonia Fernández Arnés, 6 –I – 1794.
Ángel Francisco Marcos Navas, 20 – III – 1794.
Braulia Isabel Rodríguez Redondo, 30 – III – 1794.
Ana Rafaela Canales Marcos, 28 – X – 1794.
Gavino Serna Martín, 22 –II – 1795.
Antonio Facundo Clemente González, 22 – II – 1795.
Tomasa Duque Fernández, 22 – II – 1795.
Blas Agustín Poyatos Ramírez, 24 – II – 1795.
Gregoria Clemente Fernández, 15 – III – 1795.
También se celebraron entierros y se enterraron dentro del Santuario.


Galería

0
 .